20 sept. 2007

Segunda Mirada



Todos sabemos que vivimos en un mundo
donde todo se pierde.
Todos sabemos que nos aprovecharnos de los frágiles
Y los rompemos, los doblegamos.
Todos sabemos bien que no damos oportunidad a lo que amamos.
Y dejamos que el tiempo nos apague.

Deberíamos vivir en un mundo donde los débiles
se tornaran fuertes.
Donde todo valdría por su belleza y nada más.

Todos sabemos que no apreciamos la pureza.
Que la destruimos.
La manchamos.

Pero la pluma vuela, siendo frágil.
Y las hojas dan vida siendo tan pequeñas.
Volviéndose rojas, pardas, verdes.
Cayendo sobre el suelo, nutren de vida la tierra.
Todos sabemos que caminar sobre ellas es fácil.
Pero pocos pueden darles una segunda mirada.

Devolverles la gracia.

Todos sabemos que es un mundo donde la sonrisa es frugal.
Y una caricia no vale nada.
Tú te vuelves y das al mundo, una segunda mirada,
y la luz extiende como un halo la dulzura.

Solo tú sabes permanecer igual.
Frágil y bello.
Solo tú puedes volver maravilla, la hojarasca.
La pluma, una espada.
Solo tú puedes permanecer tal cual.
Puedes ser diferente,
puedes ser parte de este mundo y ser real.
Permanecer bello, crudo y real.
Y me harás caer al suelo, para nutrir con mi cuerpo la tierra.
Y darle vida.
Sabrás ser diferente, no serás igual,
al resto.
Sabrás volver a mirar.
Las hojas,
mi piel,
y yo me tornaré parda, roja, verde.
Para darte vida.
Ser real.



8 de Julio de 2007

1 comentario:

Jesús Alejandro Godoy dijo...

Hola Amaparo, pasé por tu blog y aprovecho para saludarte, felicitarte por tus letras y agradecerte por incluirme en tu lista de Blogs a visitar. Si es tu deseo, pasá por mi blog o enviame un mail, así te incluyo en mi listado de blogs recomendados. Gracias nuevamente y saludos desde Ituzaingó, Buenos Aires.